pub-6905228906291780 Origen: Atlas FC
  • Alan Ramírez

Origen: Atlas FC

El mejor momento para hablar del origen del Atlas es en la época de la Revolución, donde inmigrantes europeos llegaban a una país demasiado generoso y abierto a asimilar distintos rasgos culturales y hacerlos propios. La Ciudad de Guadalajara fue un sitio muy atractivo para los Europeos recién llegados por su abundancia en recursos y entorno pacifico, entre las tantas familias que llegaron a Guadalajara se encontraba la familia de Manuel Cortina, padre de 2 hijos siendo el menor Juan José; a quien su visión incansable llevaría a una idea que cambiaría para siempre el panorama cultural de Guadalajara. Juan José Cortina pasó la mayor parte de su vida estudiantil en escuelas de Europa, donde su pasatiempo era un aún nuevo deporte en esos días: el futbol.



Al morir Don Manuel Cortina, su hijo se vio obligado a regresar para tomar las riendas de propiedades y familiares en la Ciudad de Guadalajara, al llegar se enteró que varios jóvenes de familias importantes también estaban regresando al país, lo que hizo que esa semilla emprendedora que traía desde pequeño empezara a crecer a pasos agigantados.

Fue un 15 de agosto de 1916 cuando Juan Jose Cortina decidió reunir a varios jóvenes jaliscienses provenientes de escuelas Europeas en el mítico café “Rimans", hartos de la decadencia del futbol tapatío acordaron la fundación del Club Atlas, quedando encabezada la primera directiva por Luis Aguilar y encargándose de la dirección técnica Pedro Fernández del Valle. En el punto más frío de la conversación sobre fútbol se pensó factible organizar un equipo entre los entusiastas y un grupo de colegas, como los hermanos Fernández del Valle; los hermanos Orendáin, Ernesto, Tomás y Rafael, provenientes del Colegio Ampleforth (del cual se toman los colores rojo y negro como los institucionales del club); la famosa A del escudo del Atlas fue diseñada por el pintor y dibujante de origen austríaco Carlos Stahl, quien sugirió la A blanca como fondo el blasón rojinegro.



Como el mismo Juan José “Lico” Cortina relata en un artículo escrito en 1936: “A mí me tocó bautizarlo con el nombre de Atlas, pues nuestro entusiasmo era tal que ya nos creíamos el sostén del mundo”, al hacer referencia al titán de la mitología griega que cargaba al planeta en su espalda.



Atlas, hablar de este club no solo es referirse a uno de los equipos de más abolengo e importancia en el futbol mexicano, es hablar de tradición, carácter, canteranos y buen futbol; un equipo que con más de un siglo de haberse creado y a pesar de 3 descensos, sigue estando vigente en el máximo circuito del futbol mexicano.